Ibiza

Ibiza.

La isla conocida por sus fiestas, por las discotecas más famosas y que visitan muchos famosos… Por la llegada de gente desde cualquier parte del mundo, famosos de Hollywood. No hay nadie que se resista a los encantos de esta Isla.

En Ibiza encontrarás a todo tipo de personas, y eso es lo que le hace más especial, ya que puedes ser tú mismo sin que te importe al que tienes al lado. Aquí encontrarás a personajes que no verás por las calles de tu ciudad. A eso se le llama, ser libre.

Ibiza, es tranquilidad, rincones especiales con playas de agua cristalina.

Ibiza se ha convertido en uno de mis sitios preferidos. Esto hace que cada vez que vuelva me guste más. La isla es un paraíso para desconectar, y a eso ayuda sus puestas de sol.

Las puestas de sol son increíbles. Te hacen sentir muy bien, y te ayudan a desconectar de todo. Te envuelven de una manera muy especial, y hacen que disfrutes de un relax total.

Además, su ambiente hippy, los mercadillos y las casas blancas hacen que te hipnotice todavía más si cabe.

La primera vez que fui, me quedé enamorada de esta isla por la puesta de sol de Benirràs.

Benirràs es un sitio donde encontrarás mercadillos hippy, restaurantes y pequeñas tiendas. Puedes tomar algo, o bien llevar tu nevera y disfrutar de la puesta de sol al son de los tambores. La gente de tu alrededor ya se encargará de que te sientas como en casa.

Esta vez hicimos algo diferente. Alquilamos una barquita, que por cierto, lo recomiendo al cien por cien, y disfrutamos durante todo el día. Por mar es mucho más fácil llegar a las calas sin preocuparte por aparcar, y puedes acceder a muchas que a pie no puedes.

Es una experiencia que repetiré si vuelvo a la Isla Blanca.

Ese día, vimos la puesta de sol justo enfrente de Café Mambo. Este lugar es único para tomar una copa, y disfrutar del atardecer con música.

Otro sitio donde la puesta de sol se ve muy bien, es desde la zona de San Antonio, justo al lado del Ocean Beach Ibiza.

Desde aquí podrás ver la puesta de sol, y luego dar un paseo por la orilla, cenar, o simplemente tomarte algo.

No podrían faltar los descubrimientos gastronómicos.

De entre los diversos lugares donde fuimos a comer me quedo con dos de ellos.

El primero, es UMAMU Sushi.

Si eres amante del sushi, te recomiendo ir a este nuevo restaurante que descubrimos. Está a tan sólo 3 minutos del aeropuerto , en la zona de San Jorge de Ses Salines.

En segundo lugar, tenemos a Shamarkanda.

Es un restaurante a la orilla de la carretera que va a San Juan Bautista. Te lo recomiendo muchísimo aunque no esté en la playa.

Está en una montañita y es súper agradable y acogedor. La gente es muy amable, y el local es muy bonito. Nos sentamos en la terraza, y la decoración de sus sombrillas hicieron que estuviéramos muy bien.

En cuanto a las calas que más me gustaron, son:

* Cala Gracioneta
* Cala Gració
* Cala Saladeta
* Cala Tarida
* Cala Xarraca
* Cala Conta

Otro lugar que podrías visitar es la Cova de Can Marcà, la entrada está en unos 10€ y vas con un guía. Además, tienes un bar donde puedes tomarte algo y disfrutar de las vistas que tienes desde arriba.

La isla no solo es fiesta. Todo dependerá de lo que busques y sinceramente Ibiza es para desconectar, bien sea tomando el sol en sus playas y/o calas, o dar paseos por el casco antiguo.

Espero que cuando vayas disfrutes de la isla y tengas las mismas sensaciones que siento yo cuando voy a las Pitiusas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *