Somos la sociedad del masoquismo

Estamos viviendo tan deprisa que muchas veces no nos paramos a ver lo que está pasando a nuestro alrededor, no nos damos cuenta que ya parecemos unas máquinas, si pensamos detenidamente veremos que un simple aparato como lo es un móvil; nos marca pautas y da órdenes.Vamos obedeciendo como robot, la era moderna, la era de los avances… son tan grandes los avances que no nos paramos a ver al prójimo, no nos damos cuenta que hay muchas cosas que podemos hacer, pero somos tan egoístas que solo miramos por nosotros mismos, si nos rodeamos de un mundo de odio aprendemos a odiar igual que el resto, más sin embargo no intentamos dar amor, por qué como bien se dice si das amor, recibes amor.

En los tiempos que vivimos la sociedad es tan cruel, pero no nos damos cuenta que la sociedad somos nosotros, una sociedad llena de críticas, que sin saber nada de él porque, estamos opinando.
Una sociedad llena de perjuicios, en la que nos llenamos las bocas diciendo ser tolerantes, pero lo que somos es la hipocresía en su estado puro.

Estamos viviendo la era de los cambios, cambios a peor, donde estamos volviendo a la prehistoria, pero está ves con la tecnología, donde matamos por petróleo, por un metal que luego pagaremos cantidades absurdas a compañías que se llenan de sangre las manos, y que nosotros contribuimos a que todo eso continúe, si… nosotros somos tan responsables como ellos; por qué también somos cómplices del daño y esclavitud que hay en lugares remotos, donde niñ@s de temprana edad son esclavos.

Pero claro solo cuando vemos reportajes pensamos pobres, que injusticias y comenzamos a despotricar aquellas personas que son capaces de hacer aquel daño; pero y nosotros donde nos quedamos? Por qué no nos analizamos y pensamos quienes o qué papel jugamos en todo aquello, que pasa detrás de todo lo que llevamos puesto y todo nuestros complementos que hoy en día utilizamos a diario. 

Y esto me lleva a pensar que todos somos unos hipócritas, que también llevamos las manos manchadas de sangre, que somos tan culpables como el que está en las zonas donde tienen marginadas a miles de personas. 

Somos títeres de la sociedad, aquella que nosotros mismos apoyamos con nuestra hipocresía, con la ética que decimos tener pero que solo es nuestra fachada, demostrando que no nos importa nada de lo que pasa fuera de nuestras narices, que decimos ir a la iglesia los domingos para limpiar nuestros pecados, por qué sabemos que actuamos mal, decimos dar un donativo por qué pensamos que de esa manera nos limpiamos todo lo que no hacemos bien. 

Parte de la humanidad ha sido capaz de tener a un líder donde en reiteradas veces se ha burlado de todo aquel que se le cruzaba por en medio, un personaje que para el la mujer es un simple objeto que le decora, al que le da igual reírse de una persona discapacitada, por qué para el solo existe su prepotencia por qué se cree que es el poderoso, sin darse cuenta que es un simple títere de quién maneja este mundo masoquista.
Tampoco hacemos caso del cambio climático, sabemos que está pasando, lo estamos viviendo pero decidimos ignorarlo, hacemos oídos sordos a todas las señales que nos da, cuando la madre naturaleza decide darnos una lección para que nos demos cuenta; lo hace con tanta fuerza y rabia por qué quiere que seamos capaces de despertar, aún así solo despertamos en ese preciso instante, y luego decidimos cerrar los ojos o simplemente ignorar.
Despertemos y dejémonos de ser tan avariciosos, busquemos la manera que nos importen los seres humanos, que sepamos cuan poderosa y valiosa es una vida!! 

El cambio no son los avances tecnológicos, el cambio será cuando la sociedad tomemos conciencia de todo lo que estamos haciendo mal, recuerda que no podemos ser perfectos pero si podríamos intentarlo.


        Puedes ser todo lo que te propongas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *